20 :: Abril :: 2021



  • 脕reas Protegidas de Extremadura
  • Estrategia Participada de Educaci贸n Ambiental en Extremadura
  • INFONATUR 2000 - Proyecto LIFE 11 INF/ES/683 鈥溌縍ED NATURA 2000? Una oportunidad para todos"
  • Educaci贸n Ambiental en Extremadura
  • Ayudas Forestales
  • Prevenci贸n y Extinci贸n de Incendios Forestales
  • Radiolog铆a Ambiental en Extremadura
  • Ordenaci贸n y Gesti贸n Forestal
  • Residuos
  • Evaluaci贸n Ambiental de Planes y Programas
  • Secci贸n de Caza
  • Secci贸n de Pesca

Historia de Los Barruecos

 

Los Barruecos fueron declarados como Monumento Natural en razón a la espectacularidad de su paisaje, dominado por los grandes bolos graníticos que se asientan a la orilla de las charcas.

Este paisaje sorprende aún más en cuanto se encuentra enclavado en plena plenillanura cacereña que se caracteriza por un relieve peniaplanado y una práctica ausencia de arbolado.

Los bolos graníticos se formaron a partir de una extrusión plutónica hace millones de años, y los agentes erosivos se han encargado de fraccionarlos y modelarlos hasta conseguir formas caprichosas y espectaculares. Además las oquedades que poseen han dado refugio a una variada fauna y sobre los bolos anida la mayor colonia de cigüeña blanca sobre roca.

Los hombres también encontraron este hábitat ideal para su asentamiento, así lo atestiguan los restos de utensilios del paleolítico, el poblado calcolítico, al que rodean numerosos grabados y pinturas rupestres, o la villa romana.

 


 
Más recientemente, la actividad humana transformó este paraje aprovechando los cursos fluviales para construir cuatro embalses que se apoyan en las formaciones graníticas.

La importancia del agua es primordial en una zona como ésta en la que las lluvias son tan escasas, desarrollándose tradicionalmente alrededor de estas charcas una activa economía agraria que ha dejado como testigo los molinos harineros, las fuentes de las que bebían los pastores o el antiguo edificio del Lavadero de Lanas, hoy convertido en el Museo Vostell-Malpartida.

 


 
Las aguas embalsadas, además de dotar al paisaje de una luminosidad especial, ha creado un hábitat ideal para la fauna lacustre entre las que destacan un variado catálogo de ánades, garzas, nutrias o especies piscícolas como la tenca cuya pesca es otro de los atractivos de Los Barruecos.


 
Los agentes erosivos han estado continuamente modelando la masa granítica de Los Barruecos formando extensas lanchas denominadas "domos", bolos graníticos, y sobre ellos otras formas menores: pequeñas depresiones circulares formadas por la erosión del agua de lluvia, agrietamientos poligonales producidas por contrastes térmicos, tajonis, que son oquedades producidas por la acumulación del agua en el terreno, etc.

En muchas ocasiones estas formas de erosión se combinaron de tal forma que aparecen formas caprichosas de animales, objetos e incluso personas. A estas rocas las denominamos con sus nombres característicos para diferenciarlas, así paseando por Los Barruecos podemos encontrarnos con la Peña del Tiburón, la Mujer, el Dromedario, la Horca.


 
Es fundamental la visita al museo Vostell-Malpartida. En el encontraremos abundantes vestigios de la actividad humana en la zona, desde la prehistoria (pinturas y grabados), hasta la historia reciente (presa del siglo XVI y "lavaderos" de los siglos XVIII y XIX), pasando por los vestigios del asentamiento romano.

 
 

  Consejerías  

Inicio
Mapa web
Buzón
Enlaces de interés
Aviso legal

Administración Pública.
Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio
Economía y Hacienda.
Educación y Cultura.
Empleo, Empresa e Innovación.
Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo.
Salud y Política Social.
Extremambiente
Medio Ambiente y Rural,
Políticas Agrarias y Territotio .
Dirección General de Medio Ambiente
Avda Luis Ramallo s/n